16-17 septiembre 2024
FIBES - Sevilla

Nino Redruello, chef del Grupo La Ancha, se embarca en una misión única: trascender el simple acto de alimentar estómagos para convertir la experiencia culinaria en un festín de emociones. En esta búsqueda, se unió en AUTÉNTICA 2023 a Oscar Ruano, experto en bioneuroemoción, para explorar la conexión entre la energía de las emociones y la creación consciente de platos cargados de positividad.

Nino Redruello, como cuarta generación en la hostelería, reflexiona sobre la capacidad que tiene la gastronomía para despertar emociones en los comensales. Un chef consciente no solo se limita a combinar ingredientes, sino que piensa en cómo cada creación impactará en el cliente. Cocinar desde el amor y la alegría no solo es una elección, sino una forma de transmitir esas energías positivas.

Porque, según destaca Oscar Ruano, las emociones son energías capaces de dominar e influir en nuestra vida diaria. En función de qué emoción sentimos (alegría, felicidad, tristeza…), nuestro día a día puede cambiar. En este sentido, Nino Redruello propone la idea de cocinar productos con alta densidad energética y carga mental positiva, proyectando así una experiencia culinaria que va más allá del paladar.

El sexto sentido de la gastronomía

Y es que la gastronomía tiene un sexto sentido: más allá de solo proporcionar alimento, la gastronomía tiene la capacidad de influir en las emociones y energías de las personas. A Redruello, comer un escalope le recuerda a su niñez, «es el plato más emocional que tengo». ¿Qué pasa cuando entras en un restaurante que te recuerda a la comida de tu abuela o a tu infancia? Que te transporta allí, y esto te genera alegría.

Para Redruello, los profesionales que se dedican a la restauración tienen la suerte de que se dedican a un sector en el que pueden influir en el estado de ánimo de las personas. Es uno de los sectores perfectos para conseguir esto, porque comer bien es uno de los grandes placeres de la vida para muchos. Es por ello que el chef está trabajando en sus restaurantes en que todos sus trabajadores transmitan estas emociones positivas a los comensales con sus platos. Y para conseguirlo, «lo que hago es sacar a todos los cocineros a saludar a los clientes».

En definitiva, en lugar de ser simplemente restauradores de estómagos, Nino Redruello nos invita a pensar en los restaurantes como gasolineras de energías y emociones. La gastronomía, con su capacidad única para influir en las emociones, se convierte en una herramienta poderosa para alimentar no solo el cuerpo, sino también el alma. En este viaje hacia la cocina consciente, la alegría, el amor y la gratitud se convierten en los ingredientes fundamentales para una experiencia gastronómica transformadora.

 

*Si quieres ver y escuchar la ponencia de Nino Redruello al completo, consigue tu Pase Virtual para la Plataforma de Video-on-Demand de AUTÉNTICA 2023.